Internal Beeper


La vida de la PS2
febrero 21, 2007, 4:15 am
Filed under: Divagaciones

Una de las cosas que me asombra es el excelente estado de salud de la PS2.

La 360 tiene una gran campaña publicitaria detrás. Tanta, que parece que la PS2 haya sido barrida del mercado y ahora mismo sólo se compren juegos de 360, pero si hacemos caso a las ventas de la ADESE:

1 PRO EVOLUTION SOCCER 6 (PS2)
2 BRAIN TRAINING DEL DR. KAWASHIMA (DS)
3 WORLD OF WARCRAFT: THE BURNING CRUSADE (CD)
4 BIG BRAIN ACADEMY (DS)
5 NEED FOR SPEED: CARBONO (PS2)
6 PRO EVOLUTION SOCCER 6 (PSP)
7 FIFA 07 (PS2)
8 POKEMON MUNDO MISTERIOSO – EQUIPO DE RESCATE AZUL (DS)
9 NINTENDOGS: DALMATA (DS)
10 NEW SUPER MARIO BROS. (DS)

Vemos que los únicos juegos de consola de sobremesa que hay en el Top Ten pertenecen a PS2. Ni Gears of Wars, ni Dead Rising, ni siquiera los Pro Evolution o Fifas de 360 llegan a vender lo que venden los de PS2. Incluso se da la paradoja que la propaganda del Need for Speed Carbono para 360… parece aumentar precisamente la de la versión de PS2.

¿Hacía falta entonces este cambio generacional? Es evidente que no. Obviando la Wii, que es un cambio demasiado brusco en el interface pero a la vez continuista en gráficos como para considerarla next-gen, parece que la gente no quiere consolas de nueva generación. Ve que, al menos para PS2, la antigua generación aún tiene suficiente vida.

Sí, vale, aceptemos que los juegos de PS2 tienen un público potencial altísimo, pero la 360 lleva ya un año, y que no hace la competencia a la PS2 (o no debería), sino que ofrece unos gráficos muchísimo mejores, además de un buen puñado de títulos exclusivos. ¿Que falla? ¿Porqué no puede colocar un sólo título en el Top Ten?

En mi opinión, Microsoft intentó forzar el cambio de generación (no olvidemos que fue la última consola de la generación anterior y, en cambio, la primera de esta) para poder hacerse dueña de un mercado que era inconquistable, puesto que no había ninguna forma, ni con títulos en exclusiva, ni con rebajas de precio, de conseguir quitar mercado a la PS2. Ahora, después del coste asociado al cambio de generación… vemos que siguen sin poder competir con la PS2.

¿Llegará el punto, dentro de pocos meses, en los que el principal competidor de la PS3 no será la 360, ni la Wii, sino la PS2?

Nota: En ADESE aún no han puesto datos de la Wii, pero supongo que obviando el Wii Sports, de regalo con la consola, el Wii Play y probablemente el Zelda, entrarían en ese Top Ten. No, no es una malvada conspiración de la ADESE conta Nintendo, por no estar asociados. ADESE muestra, sin complejos, el apabullante dominio de la DS.

Por otra parte, como se puede ver, en consola triunfa la DS, de calle. Al parecer, la venta de consolas PSP, que se mantiene estable, no se refleja en los juegos. ¿Síntoma de la piratería? ¿La técnica de los no-juegos (Brain Training, Big Brain Academy…) quita ventas a la PSP? ¿O abre un nuevo mercado?



Nosotros no somos el mercado
febrero 21, 2007, 3:16 am
Filed under: Divagaciones

Una de las quejas que oigo a menudo, tanto por internet como en la vida real, es en la enorme cantidad de tiempo que requieren muchos juegos, ya sea porque requieren mucho tiempo para completarlos, o incluso para completarlos “bien”, sacando el final bueno, o el hecho que el juego está compuesto por elementos desbloqueables, por lo que hasta que no llevamos unas decenas de horas de juego, no tenemos el juego al completo.

Pero nos olvidamos de una cosa fundamental. Nosotros no somos el mercado. Lo éramos hace unos años, pero ya no. Cogemos los juegos, los catamos, y si no nos proporcionan una satisfacción plena en las primeras horas, lo tiramos y pasamos al siguiente.

Cada vez tenemos mucho menos tiempo para jugar y, a la vez, muchos más juegos en el mercado. Incluso muchos más juegos imprescindibles. Si tuviéramos que pasarnos todos los juegos de PS2 que objectivamente son imprescindibles, necesitaríamos unos cuantos miles de horas.

Y elegir nos cuesta. Vaya que sí. Sobretodo cuando uno se toma la afición de los videojuegos como algo más (o incluso como una forma de ganarse la vida), no puede hacer ascos a nada. Uno tiene que jugar al Okami, al Dragon Quest VIII, al Final Fantasy XII, al God of Wars, al Gears of Wars, al Dead Rising, al Zelda, al Phoenix Wright…

Uno quiere, como mínimo, tocarlo todo. Y, claro, después nos quejamos que tal juego no engancha, o que tal otro requiere destinar 10 horas de juego para poder tener mejores coches o modos de juego…

Pero olvidamos que los juegos no se hacen para los mega-hardcores (que, a fin de cuentas, son los principales piratas), sino para la gente que pilla un juego durante semanas. Sí, a nosotros nos iría de muerte un GT4 con todos los coches desbloqueados, o un Final Fantasy con una progresión de personaje mucho más rápida. Pero las compañías son conscientes que gran parte de su público (de los que compran sus juegos), son gente a los que ese juego les tiene que compensar 20, 30 o 40 horas. Que probablemente juegan 2 o 3 horas al día, como mínimo, o que se compran un juego mensual, dos cuando caen fiestas.

A nosotros nos agobia tener que pasarnos 20 horas haciendo carreras en coches ligéramente mejores cada vez, pero… ¿y el que se ha comprado el juego de carreras de turno y el juego tiene que durarle, como poco, hasta el mes que viene? ¿Estaría dispuesto a comprarse un juego que le ofreciera todo el material desbloqueado, pero que, al no haber sensación de progreso, dejara abandonado al cabo de pocas horas?



Las novedades nada novedosas
febrero 13, 2007, 12:26 am
Filed under: Divagaciones

Bueno, cayó finalmente la Wii. De hecho, ya hace más de un mes que la tengo, pero quería esperar unos cuantos días antes de mis primeras impresiones.

Que no son demasiado buenas. Después de mes y pico, superados los primeros días de regocijo con el Wii Sports, la cosa se ha convertido a un “venga, voy a hacer una partidilla rápida”.

Que ya me lo olía, ya. Y no es por falta de juegos: Wii Sports, Call of Duty, Red Steel, Super Monkey Ball Banana Blitz, Rayman Rabbing Rabbits y el Wario Ware Smooth Moves.

Ninguno de estos juegos consigue engancharme más de 30 minutos. De hecho, me producen un sentimiento agridulce. No es que no me gusten (si no lo hiciera, no jugaría más de una partida), pero al cabo de 30 minutos, me canso. Y no físicamente, es que simplemente no me atraen, a pesar de intentarlo día tras día.

Los que no son de minijuegos, son tan absolutamente de railes que hasta preferiría jugarlos sólo con el wiimote, como si fuera un Time Crisis. Me molesta el nunchaku. El Red Steel es más simple que el mecanismo de un juguete (tanta virguería con llevar la katana, y al final lo único necesario es parar con el nunchaku en el momento preciso para poder sajar al contrario), y el Call of Duty juro que si no haces nada, y te limitas a cubrirte, podrías pasártelo sin matar a un sólo alemán. Quizás debería darle un tiento al Zelda, que será de GameCube, pero es un Zelda. Más adelante, quizás.

Respecto al resto de la consola… un canal Mii que divierte lo justo, un canal de tiempo muy efectista pero, a fin de cuentas, canal de tiempo, un canal de juegos clásicos completamente abusivo y un canal de noticias cuyos contenidos son de una agencia de noticias americanas, de forma que tenemos 100 noticias americanas por cada una de española.

Pero eso no es lo peor, sino el hecho que no hay ningún título en todo el 2007 (y estamos en febrero!) de la Wii que me apetezca lo más mínimo. Se que el Trauma Center o el Cooking Mama me entretendrán lo justo, media horita durante las primeras dos semanas…

Ahora sustituyan en las anteriores lineas Wii por DS, y me ahorro unos cuantos parágrafos.

Pero esto no es lo peor. La PS3 tampoco tiene ningún título medianamente atractivo en lo que queda de año (y, repito, estamos en febrero). Por lo que dudo mucho que me la pille antes del Valhalla Knights.

La única cosa que realmente me la pone dura, ahora mismo, está en PS2 (ese Final Fantasy XII) o en la PSP (el Test Drive Unlimited, el Metal Gear Portable Ops, el Chili con Carnage y la colección de juegos de PSX). Resumiendo, de la generación antigua o incluso de la prehistórica.

Y así están las cosas. Uno acaba planteándose si debería pillarse una 360 que, tampoco es que me agrade demasiado (los shooters para consolas los carga el demonio), pero al menos tiene el Dead Rising y, tarde o temprano, el Blue Dragon. A ver, aguantaremos toda la vida que le quede a la PS2 (que es muchísima, visto lo visto), y después ya decidiremos…