Internal Beeper


EA es el mal
noviembre 30, 2006, 6:43 pm
Filed under: Quejas

Y ahora, es en serio.

Bueno, ahora ya no me van a invitar a ningún evento, ni enviarme juegos.



Sonic Rivals
noviembre 19, 2006, 2:41 pm
Filed under: Juegos

Tengo que reconocerlo, los Sonics (entendiendo los clásicos plataformeros), nunca me han gustado. Sí, me he pasado un par, si no recuerdo mal, el 1 de MegaDrive y el 2 de Master System. Pero no acabo de verles la gracia.

En mi opinión, tienen un problema de concepto de lo más grave. Sonic corre mucho. Pero no tienes el más mínimo beneficio (aparte de conseguir mejor puntuación) si corres. Al revés, cuanto más corres, más vulnerable eres, ya que tienes mucho menor tiempo de reacción.

Así pues, siempre que he jugado al Sonic, he jugado en modo “lento”, es decir, caminando, saltando encima de los enemigos, etc. Lo cual le quita, por otra parte, la mitad del atractivo del Sonic (la otra mitad es el multicamino que tiene en todas sus fases, es decir, la capacidad de poder llegar al final de la fase por distintas rutas).

En cambio, el Sonic Rivals sí me ha gustado. Me ha encantado, porque es probablemente el único juego de Sonic (vuelvo a lo mismo, Sonic plataformero) donde te obligan a correr, y donde hacerlo tiene sus beneficios.

El concepto es un híbrido entre el típico Sonic plataformero y el de carreras. Completar un nivel al estilo clásico (bidimensional, con multicamino, pero bastante más alargado, y haciendo uso del 3D), pero a la vez compitiendo con otro personaje para ver quien llega antes a la meta.

soripp002.jpg

Es evidente que correr es obligatorio. No sólo para llegar a la meta antes (condición indispensable para pasar de fase), sino para conseguir anillos antes que el otro, y ataques (ofensivos o defensivos dependiendo de si vas en cabeza o segundo) que te ayuden a hacer que el otro vaya más lento.

El multicamino, por otra parte, está representado de forma clara. Unos elementos en el camino, llamados boost, te impulsarán hacia adelante o hacia arriba, dependiendo del botón que apretes. Algunos te indicarán de forma clara cual es el mejor camino (lo cual a veces es falso, ya que ir por un camino más largo muchas veces te puede proporcionar más beneficios), otras veces tendremos que descubrirlo por el método de ensayo y error.

soripp083.jpg

Si a esto le juntamos que la misma dinámica se cumple con los bosses, donde seguimos corriendo, intentando tocar su punto punto débil más veces que tu adversario, mientras esquivas los ataques del boss, tenemos una entrega sólida, que quizás no gustará a todos los fans de Sonic pero que, de hecho, recoge su esencia original mucho mejor que la mayoría de sus juegos (incluso, que los antiguos).



Que copien
noviembre 15, 2006, 3:01 am
Filed under: Divagaciones

Al final me voy a ganar la fama de Sonier. Pero es que a veces, ese odio que existe a Sony, me parece excesivo.

Hoy me voy a quedar con la afirmación que Sony copia a Nintendo.

Pues vale, que copie.

No, en serio. Me he encontrado gente que se queja amargamente que Sony copia a Nintendo pero que, a su vez, está indignadísimo por el tema de las patentes.

La industria del videojuego se alimenta de las copias. Y es bueno que así sea. De no ser así, los videojuegos ya se habrían acabado a mediados de los 80. Porque los juegos no son más que copias mejoradas de elementos de otros juegos.

Pero, claro, podríamos pensar que el software es distinto. A fin de cuentas, las ideas y elementos distintos son limitados. Pero es que la copia de hardware también es vital.

Imaginemos un mundo ¿feliz? donde las distintas consolas no pudieran utilizar elementos de otras consolas.

Si uno quisiera jugar online en un entorno cerrado “live”, tendría que recurrir a la 360. Pero dichos juegos no podrían utilizar el control analógico, porque pertenecería a la consola de Nintendo. Pero, a su vez, tampoco podría reproducir contenidos multimedia, como CDs o DVDs, porque dicha licencia pertenecería a Sony. Ni doble analógico porque también pertenece a Nintendo. Ni integrar cámara en los juegos porque también pertenece a Sony.

Así pues, los jugadores tendrían que privarse de, como mínimo, 2/3 partes de los progresos en el universo del videojuego, porque cada una de dichas empresas sería propietaria de una característica específica. Por no hablar del hecho que mucho tendrían que haber trabajado las tres empresas actuales para no copiar ninguno de los elementos de la Atari (por otra parte, el analógico es un elemento ya existente en la mayoría de joysticks anteriores a la N64).

A Nintendo se le tiene que agradecer su continua investigación por nuevas formas de control (analógico, rumble, wiimando…) que a priori les benefician a ellos, y posteriormente al resto de la industria y, consecuentemente, a los jugadores.

Pero a Sony también se le tiene que agradecer su apuesta por los contenidos multimedia y la forma de entender una consola como un aparato multiusos, que también es un elemento que, a la larga, potencia toda la industria del videojuego.

Y a Microsoft se le tiene que agradecer sus sistemas de juego online, bazar, gestión de partidas y, en definitiva, monitorización de la vida de la consola.

Las consolas de las próximas generaciones tendrán todo lo bueno de la de las anteriores, copiando todos los elementos ventajosos de la competencia (Nintendo, por ejemplo, está copiando descaradamente todo el sistema Live de la 360, y nadie le alza la voz a la poderosa N), y a la vez incorporarán, cada una, nuevos elementos que hagan que, durante esa generación, ofrezcan algo que las demás no ofrecen.

Y así es como se hace el progreso. Porque, si no, sólo hay dos salidas. O la industria se estanca, o las ofertas se diversifican de tal manera que nadie puede tener una experiencia completa de juego.



Impresiones Wii – PS3
noviembre 14, 2006, 3:18 am
Filed under: Divagaciones

Ahora que ya la mayoría de medios disponen de su Wii y su PS3, y que la segunda ya ha salido en Japón, voy a hacer unas cuantas reflexiones, pero antes la conclusión a la que he llegado.

No me voy a pillar ninguna de ellas antes de Navidad. De 2007.

Y eso que tenía muy en mente eso de pillarme una Wii. Pero últimamente han llegado una gran cantidad de malas noticias que cada vez me desaniman más.

La más importante, el hecho de no tener soporte para CD-DVD y la vergonzosa noticia que sacarán otra Wii (Wii2?) en menos de un año, con dicho soporte.

Que, vale, uno está acostumbrado a los cambios de diseño de Nintendo, GBA evoluciona a GBA SP, o DS evoluciona a DS Lite. Pero estos cambios de diseño son, eso, de diseño. Vale, en ambos casos se mejoró la iluminación de las pantallas de dichas portátiles… pero es de recibo que a menos de un año del lanzamiento saquen otra con más soportes. Sería el equivalente a que la DS Lite hubiera tenido una ranura para insertar memorias SD y así utilizarla de reproductor de audio y video. Los compradores de la DS normal entrarían en cólera.

Porque la Wii tiene un montón de incongruencias.

Para empezar, puedes ver mpg o avi de targeta SD (de una cámara de video, por ejemplo), pero no puedes meter un CD o DVD con la misma información.

Puedes navegar por internet, e incluso tendrás un canal que te venden como conectado 24 horas, donde descargarás continuamente contenidos, pero dispones sólo de una memoria interna de 512 Mb para descargarte las cosas, memoria que se llenará en nada con las fotos, saves y chorraditas del canal internet.

Puedes jugar a juegos clásicos (a una cantidad nada despreciable de 5 euros por los de NES, 8 los de SNES y 10 los de N64), pero no podrás jugar online en ellos si no lo soportan los juegos originales (y, no, no hay juegos originales de NES o SNES con soporte online), y serán exactamente igual, sin arrangement ni posibilidad de usar el mando. Aparte del bloqueo zonal que limitarán los catálogos (sobretodo de la SNES), privándonos de los mejores RPGs. Ante esto, mucho mejor el XBox Live.

Por otra parte, las críticas de los juegos, una vez los críticos han superado la sorpresa inicial del mando, van de mal en peor. El Zelda es un buen juego… pero de GameCube. Se empieza a demostrar que, efectivamente, cansa (físicamente) jugar a los juegos de uso exhaustivo de mando. Los movimientos los hacemos relativos al sensor, y no a la pantalla, si el cursor lo apartas de la pantalla, lo pierdes, sin mantenerse en un márgen… cada vez me da más la impresión que estamos con una GC con un Eye Toy incorporado. Sí, un Super-Eye Toy, pero no es lo que busco. Al menos, como consola exclusiva de esta generación. En resumen, que voy a tener que tener una consola de verdad al lado.

En cambio, yo, que estaba bastante mosca con la PS3, cada vez la veo más atractiva. A diferencia de con la Wii, los comentarios son muy satisfactorios.

Más silenciosa y fría que la 360. Los juegos de PS1 (de los cuales también habrá bloqueo regional, maldita Sony) valdrán 5 euros. Hasta el Sixaxis, es decir, un punto medio entre el frío mando y el cambio radical del Wiimando, me parece cada vez más atractivo.

Y, sobretodo, la capacidad de incorporar cualquier dispositivo USB. Además, le puedes quitar el disco duro y cambiarlo por otro compatible SATA (haciendo que esas 20 o 80 gigas, que pueden quedarse cortas en un par de años, se cambien por 250 o 500).

Porque desde que vi que puedo quitar mi teclado y mi ratón de mi ordenador y llevármelos al salón, y allá conectarlos a la PS3 y, por ejemplo, ponerme a navegar por internet y ver unos cuantos videos de Youtube, o poner música (o, quien sabe, al final hasta me decidiré por ponerle un Linux), la cosa ha ganado muchos enteros.

Que sí, que ya tengo ordenador. Pero si tengo que tener un pedazo máquina en el salón, quiero poder hacer de todo con ella. Aunque al final no lo haga. Y, como tengo tanto DS como PSP, sé muy bien de lo que hablo. Porque tener una máquina capaz de visionar avis, pero no poder cargar CDs o DVDs de películas, no tiene sentido.

Pero, claro, tampoco olvido todas las cosas negativas de la PS3. Su precio, la obligatoriedad del BlueRay (vil maniobra comercial para conseguir dominar el siguiente soporte digital y así cobrar royalties por cada BlueRay estampado, tal y como ahora hace Samsung con los DVDs), los retrasos, la arrogancia…

Así pues, decidido. Me quedo con la PS2 (pirata), la DS (pirata) y la PSP (pirata). Y que les den mucho a todos. No pienso comprarme otra consola o juego original (exceptuando el Guitar Hero 2 que, a pesar de habérmelo pasado, no me duele gastarme otros 75 euros por el juego con la segunda guitarra) hasta dentro de un año.