Internal Beeper


Memorias de un programador (1)
abril 22, 2005, 12:05 am
Filed under: Informtica variada

A mi, como programador, me encanta toquetear el código ajeno. Mucho más que generar código desde cero.

Hay que destacar que utilizar código ajeno, ya sea ampliándolo, o simplemente examinándolo, es algo vital para un programador. Pretender programar sin aprender antes a “leer” el código de los demás es como pretender ser un novelista sin haberse empachado de novelas.

A igual que en el caso de la lectura, estudiar el código ajeno sirve para aprender a programar de una forma mucho más efectiva que empezando de cero e ir recurriendo a la consulta constante del API, y es mucho menos tedioso que ir siguiendo un tutorial que, al fin y al cabo, es como ir a New York en visita guiada. Acabas viendo un poquito de todo, pero no puedes salirte del grupo a riesgo de perderte.

Yo tengo la mala costumbre de imprimir los códigos. Configuración de papel horizontal, Times New Roman a 8, tres columnas, numeración automática de página, y reduciendo los márgenes todo lo que permita la impresora. Un bolígrafo rojo, una taza llena de un café larguísimo con doble o triple carga, e ir picando fragmentos de código como quien va salteando entre canapés en un catering.

He aprendido mucho más MIDP mirando el código de un par de juegos, que siguiendo cinco tutoriales distintos. Ahora que estoy trabajando en el tema, y estoy encadenado durante ocho horas delante de código ajeno, estoy aprendiendo una barbaridad.

Y puedo afirmarlo objetivamente:

Un programador inexperto, cuando lee un código, suele pensar: “¿Que está haciendo aquí?” mientras se mira el código una y otra vez, esperando que las lineas de código cambien a algo que se entienda.

Un programador experto, cuando lee un código, suele decir, en voz alta, e indignado: “¿Pero que demonios está haciendo aquí este pedazo de cenutrio? ¡Haciendo esto, lo único que consigue es darme más trabajo A MI!”

Ultimamente, estoy experimentando más de lo segundo que de lo primero.

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Los programadores sois como mi hija: os qudáis fíjamente mirando/leyendo/descomponiendo algo que yo no logro entender en un idioma extraterrestre…
Tú eres un amigo de Hal 9000.
Código, código…

Comentario por Cels McClane

La diferencia, Cels, es que a los programadores no nos van diciendo continuamente que somos muy monos y que cada día estamos más guapos.

Saludos a toda tu familia, incluyendo a la pequeña tsunami.

Comentario por DonDepre

Leyendo tu post me he identificado muchisimo, cuando empece a estudiar ing. informática me pasaba horas buscando en internet, leyendo código de otras personas, en un principio se puede pensar que esto no es una ayuda al aprendizaje, pero en mi caso provoco un efecto extraño, introdujo en mi el gusanillo de la programación, hizo que aprendiera muchos trucos… En fin, hoy en dia sigo haciendo lo mismo, pero tambien me gusta que lean mi código… No se si me he explicado bien pero bueno… Es lo que hay 😛

Comentario por el becario temerario




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: