Internal Beeper


Silmarils, los franceses roleros
marzo 4, 2005, 12:58 pm
Filed under: Oldies PC

Silmarils fue una empresa francesa que se dedicó, con un éxito bastante irregular, a los juegos de rol.

El Crystals of Arborea me pareció el mejor de ellos. Era el menos “rolero”, pero tenía cierta frescura. Basado en la obra del Señor de los Anillos, de vaya usted a saber que pasaje del Silmarillion, llevabas un grupo que tenía que recuperar los 4 silmarils.

crystals_1.jpg

El juego se realizaba en un 3D simulado, al estilo típico de los juegos de rol de esa época, con la diferencia que la mayor parte del juego transcurría en exteriores y que había un efecto de día y noche (y amaneceres y ocasos rojizos) bastante conseguido, probablemente, mediante cambios de colores en la paleta.

No había PNJ’s, ni trama, ni nada por el estilo. Y los personajes jugadores eran siempre los mismos y los obtenías todos al principio. Se trataba de conseguir los Silmarils en manos del enemigo (que estaban en algunas de las múltiples cavernas existentes) y ponerlo en sus 4 altares.

crystals_2.jpg

Los enemigos eran pocos, en el exterior, elfos negros, orcos y goblins, dentro de las grutas ogros y murciélagos. Cuando llegábamos a distancia de melee, se abría la pantalla de lucha, que era al estilo de cuadro de ajedrez. Habían tres categorías de personajes. Los guerreros, que podían moverse una posición o atacar a las posiciones colindantes. Los arqueros, que podían moverse una posición o disparar a una posición no colindante y que fuera en línea recta. Y el mago, que si no se movía durante un asalto, se concentraba y el siguiente podía realizar un conjuro.

Todo muy simple, y por eso era un juego divertido. A esto le añadimos que había distintas configuraciones de juego que hacía que tuviéramos que buscar más o menos silmarils, o que estuvieran en zonas más o menos accesibles, por lo que podíamos jugar bastantes veces.

ishar_1.jpg

La saga Ishar fue un intento de hacer más rolero el Crystals of Arborea. Era ya un juego de rol completo, con personaje predefinido, pero en el que podíamos reclutar a distintas personas, configurando un equipo a nuestro gusto. La historia era más complicada, con trama, y aunque conservaba el mismo concepto de exteriores, la variedad de estos era notoria. El problema más grande que tenía era su sistema de combate, que era en tiempo real y consistente en apretar el botón de ataque de los personajes.

ishar_2.jpg

Tenían algunas cosas curiosas, como el hecho de pagar 1.000 monedas de oro cada vez que grababas, para evitar la tendencia de grabar antes de cada lucha, pero el juego no daba más de si. Muchas caminatas arriba y abajo, la sensación constante de no saber a donde ir o que hacer… Las segunda y la tercera parte del juego era casi igual.

Una característica notoria de la saga Ishar era lo mal que estaba programado. Requería una memoria base descomunal. De hecho, para arrancarlo tenía que iniciar el ordenador con un disco de arranque y un controlador de ratón específico, ya que el controlador de ratón que usaba normalmente ya ocupaba demasiado memoria para que el juego se cargase. Era el juego que más memoria base pedían, mientras que otros mucho mayores tenían mejor asignada la memoria extendida y nunca había problemas al respecto.

ishar_3.jpg

Posteriormente Silmarils intentó hacer un producto aún más realista, el Robinson’s Requiem.

Si el Ishar había sido normalito, el Robinson’s Requiem era lo peor de lo peor. Entre mezcla de futurista y fantástico, trataba sobre el superviviente de una nave espacial que se había estrellado en un planeta salvaje.

Silmarils pretendió hacer un juego realista, tanto que la cagó. Si estabas demasiado tiempo en el agua (o durmiendo en el campo por la noche), cogías una hipotermia y te morías. Si te movías demasiado, tus latidos (sí, tenía un marcador de biorritmo) se aceleraban mucho y podías llegar a tener un infarto o, como mínimo, un desfallecimiento. Si no aplicabas antibióticos a tus heridas, se podían infectar y cangrenarse, si te caías por una pendiente de un par de metros, podías romperte una pierna.

robinson.jpg

Un horror, vaya. Morías tantas veces, y por tantas estupideces, que uno se cansaba que el ordenador le tomara el pelo de semejante forma. Y aún tuvieron la vergüenza de hacer una segunda parte, llamada Deus que, para más inri, tenía problemas de compatibilidad para parar un tren.

Pero al menos a Silmaris se le tiene que reconocer una cosa, que parieron uno de los juegos de pelea callejera más buenos del PC, el Manhattan Dealers. Y el Metal Mutant también era un juego suyo bastante resultón.

manhattan.jpg

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Hablando del Metal Mutant, era un juego que me encantaba, pero había una fase que sencillamente fui incapaz de pasar nunca. Lo recuerdo muy vagamente, pero era una serie de 3-4 pantallas conectadas lateralmente, a dos niveles creo, que representaban una especie de sala de calderas/máquinas. ¿Alguien sabe cómo pasar esa fase? Tengo recuerdos en esa fase como cierto plátano clavado en un metrónomo… 😉 es decir, probando casi todo lo probable, pero seguro que me olvido algo…

Comentario por Naranek

El Metal Mutant sin duda es el mejor juego de Silmarils.
También estaba el Colorado…

Comentario por Bombadil

¿El Ishar normalito? El sistema de combate no tenía nada malo, podías apretar F2, F4, etc… para no tener que ir clickeando.

Comentario por Aramir




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: