Internal Beeper


Eye of Beholder
febrero 11, 2005, 7:00 pm
Filed under: Oldies PC

El Eye of Beholder fue el primer juego de rol para ordenador de D&D que tuvo considerable éxito. De hecho, se convirtió en uno de esos juegos míticos de los 80, para muchos.

SSI lo había intentado antes con bastantes juegos de rol. Primero con la Trilogía de la DragonLance, tres juegos bastante normalitos, por no decir malos. El Heroes of the Lance, el Dragons of Flame y el Shadow Sorcerer.

El Heroes of the Lance era completamente lateral. Y los otros dos utilizaban una perspectiva isométrica fuera de edificios y lateral dentro.

Posteriormente, SSI realizó un “motor de rpg” en primera persona, con combates al estilo táctico. Y realizó otra trilogía de la DragonLance y cuatro juegos (¿una tetralogía?) sobre Forgotten Realms. Al final, incluso comercializaron el “motor” en un programa llamado “D&D Unlimited Adventures” que permitía hacer juegos de rol con una gran libertad de acciones.

Pero la cosa no acababa de cuajar. En gran parte debido a lo lento y malo de sus luchas tácticas. Así pues, cogieron el juego de éxito de aquellos tiempos, el Dungeon Master, y lo tomaron de referencia para hacer una aventura de D&D.

De aquí salió el Eye of Beholder, un gran juego. Generabas los personajes al antiguo estilo AD&D (es decir, la segunda edición de D&D) y te metías en una aventura cerrada dentro de doce niveles de subsuelo. Y esta vez con combate en tiempo real, que fue lo que lo distanció de los antiguos juegos malos. Como curiosidad, la adaptación de Game Boy Advance del EOB mantiene el combate táctico de los antiguos juegos de SSI, por lo que han estropeado la conversión. Como segunda curiosidad, el EOB tenía conversión para MegaDrive, que sí mantenía a la perfección la conversión del PC, y uno debía ser muy rápido con el mando para poder luchar a tiempo real sin ratón.

eyegba.jpg
Esto es un Beholder. Y la portada del infumable juego de GBA, por cierto

El objetivo era eliminar un Contemplador (es decir, un Beholder, un bicho muy malo con muchos ojos y una gran resistencia a la magia) que habitaba en el último piso. Aunque había algo de trama adicional, un mago muy malo por allá al medio, un pueblo enano que había perdido a su príncipe y cosas por el estilo.

Había, de hecho, dos formas de acabar con el Beholder. Una era al estilo clásico, pegarle de ostias hasta que cayera. Otra era completar la trama de los enanos, con lo que conseguiríamos una vara de retroceso. Esta vara no hacía daño, pero alejaba a los enemigos una posición hacia atrás. Y la sala del Beholder tenía una casilla llena de pinchos. Es decir, sumar dos y dos. Empujar al Beholder a dicha casilla y moría sin tener que levantarle la mano.

eyeofbeholder.png
Imagen reciclada del juego, con esos simpáticos kobolds del primer nivel

Además de lo dinámico del juego, el EOB fue mítico en algunos de sus enigmas, y en sus secretos. En cada planta uno podía conseguir un objeto mágico, colocando un objeto específico en un lugar específico. El primero era el fabuloso cuchillo Ginzu (una daga +1) colocando una daga normal en una repisa concreta.

Tras el EOB aparecieron otros dos juegos idénticos, el EOB 2 y 3. Pero no fueron, ni de lejos, tan buenos. Más que nada porque fueron demasiado ambiciosos y pretendieron poner exteriores, bosques, etc, haciendo el juego demasiado confuso.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

No pase yo horas y horas con mi XT… donde coño me puedo bajar esta obra de arte?

Comentario por Whiteskull




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: